La experiencia que tenemos después de tantos años dedicados a la reparación de electrodomésticos en Madrid centro nos ha llevado a constatar que la mayoría de los usuarios desconocen cómo conseguir un mayor aprovechamiento de sus aparatos ganando con ello en eficiencia energética. Por eso queremos ofrecerte estos consejos para que puedas ahorrar en la factura de la luz, al tiempo que logras que tu nevera funciona de la manera más óptima.

La colocación de los alimentos es la parte más importante para conseguir que se conserven en perfectas condiciones y manteniendo todas sus cualidades durante mucho más tiempo, lo que, al fin y al cabo, es principal función de los frigoríficos. Siempre recomendamos a los clientes que solicitan nuestra ayuda para la reparación sus electrodomésticos en Madrid centro que se lean bien las instrucciones del frigorífico dónde se detalla para qué sirve cada uno de los departamentos de la nevera.

A la hora de colocar los alimentos en el frigorífico, sitúa los más recientes detrás para ir consumiéndolos con orden. No es bueno hacer compras tan gigantescas que te llenen la nevera, porque los alimentos deben tener el suficiente espacio entre sí para que circule el aire y se alcance la temperatura deseada. Sin embargo, el congelador si es aconsejable llenarlo al máximo, porque así usa menos energía para funcionar a pleno rendimiento.

Es muy importante que, cada cierto tiempo, vacíes la nevera y hagas una limpieza en profundidad, así tu nevera estará siempre libre de malos olores. Cuando empiecen a llegar los meses de calor, baja un poco la temperatura del frigorífico para conseguir la temperatura adecuada y recuerda que nunca debes meter alimentos que todavía estén calientes en la nevera.

Siguiendo los consejos de Servicio Oficial Teka conseguirás alargar la vida de tu frigorífico y disfrutar de alimentos mucho más frescos y mejor conservados.